91 576 00 34 / 91 576 47 11

Después de causar furor en los centros de estética más prestigiosos del mundo, Cyclone ha llegado a Artpel.

Se trata de una nueva máquina, pero no una cualquiera… Y es que, a día de hoy, sigue siendo el aparato más completo que existe para remodelar el cuerpo.

“La novedad es que por fin han consseguido reunir en una sola máquina todas las técnicas de eliminación de grasa de las que tanto habíamos oído hablar en los últimos años: ultrasonidos, cavitación, radiofrecuencia mono y bipolar y lo más reciente, el vacum rotatorio (único en el mundo y patentado para Cyclone)”,

“Incluye todas estas tecnologías y las combina en una sesión consiguiendo excelentes resultados. Es, sin duda, lo mejor que hemos tenido hasta ahora.

Cyclone es capaz de reducir volumen, eliminar la celulitis, drenar los líquidos y reafirmar la piel en la misma sesión. Los resultados en ocasiones son evidentes desde el primer día y tras el tratamiento completo la reducción de volumen en zonas localizadas por pérdida de grasa y líquidos es muy evidente, hasta de 10 cm en algunos casos. La eliminación de la celulitis también es perceptible rápidamente, la reafirmación cutánea que produce evita el descolgamiento de la piel tras la pérdida de centímetros y su capacidad drenante elimina el exceso de líquidos.

Para un resultado notable y duradero se recomienda un tratamiento medio de 12 sesiones, una por semana. Y si bien existen algunas contraindicaciones, en general es un tratamiento recomendado tanto para todas las mujeres y hombres que deseen mejorar su figura a cualquier edad.

Primeros pasos

“Lo primero que hacemos es completar una ficha con un diagnóstico preciso de las zonas a tratar y los problemas que presenta cada zona para así decidir qué técnicas son las más apropiadas en cada una o si necesita todas ellas”. A continuación informan al paciente de los métodos de tratamiento que incluye Cyclone y cómo actúan. “En algunos casos tenemos que tratar todas las zonas al mismo tiempo”.

El paciente debe beber un litro de agua media hora antes de comenzar el tratamiento. “Al llegar a nuestro centro se le realiza un análisis de la composición corporal para determinar el porcentaje de grasa, agua y masa muscular que posee, y se guardan los datos para observar la evolución”.

Ya en la camilla, se explican cada uno de los cabezales que se le pasarán por el cuerpo según las zonas marcadas en el diagnóstico y lo que sentirá con cada uno. “Lo que se aprecia es un hormigueo con los ultrasonidos HIFU y la cavitación, así como calor y succión intensa con el cabezal de vacum rotatorio y radiofrecuencia, que en algunos momentos es molesto pero soportable”.

Pídenos presupuesto sin compromiso, disponemos de bonos y de sesiones sueltas.

A partir de ahora, tan solo tendrás que preocuparte de lucir palmito en la playa.